Pasaia Port

Dibujamos contigo las líneas marítimas del futuro

Vista aérea del puerto de Pasajes

Noticias

En apenas 7 días han sido 8 los mercantes porta-vehículos que han atracado en la dársena guipuzcoana.

En la segunda semana de julio se ha triplicado el número de vehículos exportados desde la dársena guipuzcoana.

Durante la segunda semana de julio, un total de 8 buques car-carrier han accedido a la terminal especializada para vehículos y carga rodada o ro-ro, en el puerto de Pasaia.   Estos buques, operados todos por la Naviera UECC –United European Car Carriers-, exportan regularmente a los puertos del Norte de Europa y del Reino Unido e importan, automóviles principalmente, desde estos mismos países para el mercado español.  

Con una frecuencia habitual de 2/3 escalas por semana, este mes de julio se han roto todos los récords de escalas en este tráfico al recibir, ocho buques en una sola semana. Además, algunos de estos         buques, era la primera o la segunda vez que accedían a la dársena guipuzcoana.  

El Puerto de Pasaia lleva varios años trabajando en adoptar medidas para optimizar este tipo de tráfico, dotándolo de la máxima capacidad y flexibilidad.  

El récord alcanzado la pasada semana es una muestra más de la extraordinaria versatilidad de la terminal de automóviles operada por UECC-Noatum y de la eficacia de sus sistemas de trabajo, alguno de ellos, como el silo de automóviles conectado directamente al buque, único en Europa.  

Las últimas labores, realizadas en el área de infraestructuras, se han centrado en mejorar las vías para incrementar la longitud de los trenes que transportan los vehículos desde las fábricas de automóviles hasta el puerto, mejorando la eficiencia y la sostenibilidad de esta cadena intermodal.   Paralelamente, la Autoridad Portuaria de  Pasaia está estudiando la mejora de la accesibilidad y la maniobrabilidad dentro del puerto para dar cabida a la nueva generación de buques car-carriers que está construyendo la empresa naviera.  

El puerto de Pasaia es uno de los tres puertos que han quedado empatados en el ansiado 1er nivel del “ranking” ANFAC otorgado por los fabricantes de automóviles y vehículos de la industria española.        


Sólo 2 de las 28 Autoridades Portuarias del conjunto del Estado cuentan con este distintivo.

Esta acreditación refleja el compromiso del puerto gipuzkoano con la mejora de la competitividad y la eficiencia interna.  

El Esquema Nacional de Seguridad (ENS), determina la política de seguridad que se ha de aplicar en la utilización de los medios electrónicos. Está constituido por un total de 75 medidas, englobadas en el marco organizativo, el operacional y el de protección y su finalidad es regir los básicos para una protección adecuada de la información.  

Partiendo de aquí, todas las Autoridades Portuarias deben poder prestar servicios y comunicación electrónica de manera continuada, garantizando la seguridad en el intercambio de información por medios telemáticos de igual manera que si se intercambiara de forma presencial.  

Además, la Entidad Nacional de Acreditación –ENAC-, pone a disposición el esquema de acreditación para poder certificar el cumplimiento con el Esquema Nacional de Seguridad.      

En el ámbito portuario, sólo 2 de las 28 autoridades portuarias del conjunto del Estado, cuentan con esta certificación, la Autoridad Portuaria de Tarragona y la nuestra; pionera, además, en este reconocimiento.

 Este galardón supone un paso más en el compromiso del Puerto de Pasaia y de su presidente Félix Garciandía, con la aplicación de Modelos de Gestión Avanzada y eficiencia interna. Recordemos que, en febrero de 2019, esta entidad firmó un acuerdo de adhesión con Euskalit –ente vasco que promueve la Gestión Avanzada en las empresas- y que en mayo de 2019, la Autoridad instauraba una herramienta de colaboración tecnológica para agilizar la colaboración laboral, bien interna como externamente.        


La sesión ordinaria del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria prevista para el 27 de junio se va a trasladar a julio para adaptar la fecha de su celebración a los tiempos de tramitación de dos importantes actuaciones.   

En primer lugar, la transformación interior del faro de la isla de Santa Clara, promovida por el Ayuntamiento de Donostia-San Sebastian, para acoger una obra de la afamada escultora donostiarra Cristina Iglesias. 

En segundo lugar, una solicitud de concesión administrativa presentada por un importante operador portuario para la construcción de un almacén en la zona portuaria de La Herrera.    Esta inversión privada aumentará la capacidad de almacenamiento del puerto, lo que se une a los 7.000 m2 de almacenes que está construyendo la Autoridad Portuaria en la zona de La Herrera.       

Al posponer la fecha se gana tiempo para que puedan realizarse los trámites preceptivos antes de la celebración del Consejo, de forma que en la sesión de finales de julio puedan otorgarse las oportunas concesiones.                 

En el orden del día de esta sesión se incluirán los restantes temas que estaba previsto debatir en la sesión ordinaria de junio.   


Con un crecimiento del 12,8% a primero de junio, se sitúa entre los puertos que más crecen en el Estado. El crecimiento es generalizado en todos los tipos de mercancías.    

El puerto de Pasaia continúa consolidando su negocio portuario. Esto ocurre tanto para el núcleo siderúrgico, como para los graneles sólidos (sector agroalimentario y construcción), y aquellos más innovadores, como el de automóviles, las plataformas móviles (similar a un contenedor pero con ruedas y para tráficos de 80/100t), o los vagones de tren.  

A estos efectos, los productos siderúrgicos terminados suponen el 46% de las toneladas totales del puerto. Si a este total le sumamos el 8,6% de la chatarra, casi un 55% del total es siderúrgico. 

El puerto de Pasaia, salvo por el caso de la terminal para carga rodada o ro-ro, no cuenta con terminales especializadas.  Graneles sólidos como el cemento, la magnesita, la sal, los piensos, el forraje, los abonos, los cereales, la         bentonita o el coque, configuran un único grupo -diverso y diversificado-, que supone el 16% del tráfico total acumulado.   Tal como afirmó el presidente Félix Garciandía el mes pasado, “con los nuevos almacenes ya adjudicados en La Herrera, vamos a duplicar nuestra capacidad para este tipo de tráficos, pero los efectos no se van a ver hasta dentro de año y medio, cuando los almacenes estén construidos y concesionados.”  

Algo menos de un tercio es la parte correspondiente a los automóviles, los vagones de tren, las plataformas de transporte, la pasta y el papel, la maquinaria y repuestos, los productos químicos o determinados materiales de construcción.

En este contexto, hay que señalar que esta parte, años atrás, era menos de un 20%,  en términos de una participación creciente que deberá ser reforzada con la incorporación del tráfico containerizado.   En palabras de su presidente, Félix Garciandía, “los contenedores son algo fundamental para conectar el puerto con el territorio y permitir que el puerto contribuya con todo su potencial a mejorar la competitividad de las empresas”.

El puerto de Pasaia, con sus dos estaciones de tren, su rápido acceso a las principales vías de comunicación terrestre y con unos servicios (estiba, practicaje, remolque, …) altamente comprometidos con el buen trabajo y el momento actual de consolidación que vive el puerto, es un puerto ágil.